Sociedad o individualidad?

FOTO

La sociedad es cada vez más individualista. Nos encerramos en una cárcel en forma de casa, pues creemos que tenemos todo lo que necesitamos: comida, bebida, la televisión, Internet. 

Los jóvenes ahora solo saben estar conectados con Internet, teniendo en las redes sociales “amigos” virtuales, que solo son eso virtuales, con los que tienen conversaciones por chats, atrás ha quedado el quedar con tus amigos y estar charlando tranquilamente, ahora cuando quedamos con amigos, cada uno está con el móvil, no existe la comunicación y esto en cada nueva generación va siendo más grave, cada vez hay más personas que tienen muchos problemas para relacionarse, porque no saben, porque lo único que han hecho en su vida ha sido estar delante de una pantalla.

En la sociedad actual también las calles se han convertido en lugares donde transitar para ir a trabajar o de vez en cuando ir al centro comercial, nos hemos convertido en máquinas automáticas que seguimos siempre la misma rutina, atrás queda el salir sin preocupaciones a dar una paseo o a divertirte.   

Las fiestas ya no se disfrutan ni se esperan como antes. Antes era algo esperado durante meses, pero ahora hay tantas ofertas de ocio todos los días, que se ha convertido en simple rutina el escuchar diferentes ofertas y por tanto la gente no lo valora y sale casi por obligación, para que la sociedad les acepte.

La vida es tan “viva” que no merece la pena pasarla encerrado, ni preocupándote por lo que dirán los demás de ti, cada uno tiene que vivir su vida tal y como le apetezca. Los jóvenes de ahora tienen tantos “amigos” que cuesta reconocer a los que son de verdad, amigos para lo bueno y sobre todo para lo malo, pues en los malos momentos es donde realmente se mide el grado de amistad. En el trabajo cada vez somos seres más productivos que personas con sentimientos y fallos, pues los fallos como seres humanos que somos son normales, pero no se consienten y se convierten en armas de reproche. El trabajo no es para siempre, hoy puedes estar aquí y mañana no se sabe dónde estarás. Es más fácil despedir que dar oportunidades. 

Por todo esto, hay que disfrutar de los pequeñas cosas que te da la vida, porque solo se vive una vez y no hay que estar pendiente de lo que puedan pensar de ti, solo así podremos ser felices en esta sociedad, que va destinada a la destrucción de lo que entendemos por sociedad y va directa a un individualismo al que no nos conviene llegar.

Jorge cuenca poves.

Leer Más