LA LITERATURA EN EL CINE

LA LITERATURA EN EL CINE

Durante su primer siglo de vida, el cine ha encontrado un aliado fundamental en la literatura, la cual ha facilitado su desarrollo industrial y ha hecho posible un número muy significativo de sus logros artísticos. Este apoyo de la literatura se concreta en la fase de la preproducción cinematográfica, a la hora decisiva de crear historias para ser llevadas a la pantalla. Históricamente, en el proceso de desarrollo de guiones, las adaptaciones han tenido tanta importancia como las propias historias originales.


El cine como espectáculo de las imágenes, desde su surgimiento, ha cautivado a millones de personas en el mundo. Su marcada influencia social es uno de los motivos por el que en muchas ocasiones las obras literarias se han llevado al cine. Con mayor o menor suerte, los textos literarios recreados han quedado plasmados en el mundo de las imágenes.

Cuando en 1895 se daba a conocer la existencia del cine y con este quedaba reconocida universalmente la figura de los hermanos Louis y Auguste Lumiere, la literatura ya tenía muchos siglos de vida.

Libros como Las mil y una noches y Gargantúa y Pantagruel habían apelado a la esencia de los sentidos. 

S hakespeare y Cervantes habían escrito sus importantes obras Romeo y Julieta y Don Quijote de la Mancha. Moría el simbolismo como corriente literaria y en su lugar, se daba paso al realismo. Comenzaban así, a avecinarse, los acelerados cambios que traería el fin de siglo. Mientras, el cine surgido como arte y más tarde como industria, supo ponerse a tono en breve tiempo con la literatura, nutriéndose en cierta medida para lograrlo, de esta.


Esta vinculación cine-literatura ha tenido y tiene distintas formas de expresarse. En ocasiones, la literatura se ha convertido en cine a partir de la adaptación fílmica de obras literarias, donde el argumento de éstas se ha transformado en un guión cinematográfico, con mayor o menor fortuna. Y viceversa, el éxito de una película a veces ha provocado la edición literaria de la historia en la que se basa o del guión de la misma. En otras películas, la literatura se ha convertido en protagonista al mostrar las vivencias de un  escritor o escritora, real o ficticio.

Existe pues el criterio, de que clásicos literarios, obras trascendentales de sus autores, sean en ocasiones convertidas en obras cinematográficas, acreditándose relaciones intertextuales entre sí. Son numerosas las versiones de obras literarias llevadas al cine.

1. La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne.  La primera adaptación es del año 1956 y entre sus protagonistas encontramos a Cantiflas o la actriz norteamericana Shirley MacLaine.

2. .El sueño de una noche de verano de William ShakespeareEn 1999 el director de cine Michael Hoffman llevó a la gran pantalla esta obra de teatro.

3.Los Miserables de Victor Hugo: Los Miserables es un drama ambientado en Francia durante los primeros años del siglo XIX y relata la vida de Jean Valjean, un hombre llevado a la cárcel por robar una barra de pan.

4. Cumbres borrascosas de Emily Brontë: ‘Cumbres Borrascosas’, en la que muchos de sus personajes se dejan llevar por las pasiones y las emociones de forma desmedida.

5. Ana Karénina de Leon TolstoiCon esta obra ocurre lo mismo que con otros grandes clásicos de la literatura, encontramos numerosas versiones y adaptaciones como la de  1997 protagonizada por Sean Bean y Sophie Marceau.

 

 

 

0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *