Ensayo sobre la sociedad actual en relación a la ilustración.

ilustrados

Nuestra sociedad actual esta plagada de errores y contradicciones. Carecemos de visión hacia nuestros propios problemas y evitamos involucrarnos en otros asuntos globales en los que es indispensable nuestra ayuda.

Por supuesto con este pequeño fragmento me he referido a la sociedad actual mundial, no solo de España.
Las guerras, asunto (en mi opinión) importante, son discutidas por el mundo y se buscan formas de solucionarlas, aunque por supuesto cada uno de forma distinta según sus intereses.

El debate que tanta polémica ha traído últimamente sobre los toros es un ejemplo de que solo nos fijamos en lo que queremos. Se han realizado manifestaciones contra esta actividad con el argumento principal de que la vida de los animales es tan valiosa como la nuestra y que esa práctica es una tortura para ellos. Sin embargo, cuando hablamos de solucionar el problema del calentamiento global, en el cual sufriríamos personas y animales por igual quedando algunas especies extintas de forma lenta y agonizante , el número de personas voluntarias para ayudar o concienciadas es mucho menor en proporción aunque su impacto en el medio ambiente y en nuestra vida es colosal.

¿Pero, en que factores se basa nuestra sociedad para decidir si intervenir o no en un problema? La respuesta, como por desgracia ocurre en general hoy en día, reside en el interés económico.
Así pues, nos preocupamos mayormente por los problemas económicos y después por los que son realmente importantes. Preferimos basar y condicionar nuestra existencia en trozos de papel que llamamos “billetes” en vez de aprovechar la vida, que es valiosa y efímera.

Nuestra sociedad vive condicionada por un sin fin de factores, entre ellos uno de los más importantes son los medios de comunicación, que seleccionan, filtran y distorsionan las noticias hasta que llegan a nosotros para controlar nuestra forma de ser y actuar hasta límites insospechados. Podemos pensar que somos libres pero solamente poseemos libre albedrío dentro de un pequeño límite que nos han impuesto.

Esta sociedad está a favor de las ideas basadas en la razón y la ciencia (a pesar de que España es un país que invierte muy poco en I+D), aunque algunas de las ideas o creencias están basadas en una fe ciega o sin fundamentos demostrables.

De igual forma la sociedad denota cambios profundos según el rango de edad que se podrían definir como una búsqueda de la felicidad secuenciada, donde la niñez sería el inicio, la adultez joven la parte álgida y la vejez el colofón.

Los infantes y niños están predispuestos a seguir unos cánones de belleza y comportamiento que sus progenitores les inculcan de forma inconsciente. Así, los familiares, las películas y series de televisión y el resto de compañeros y profesores los condicionan y moldean. En la niñez, estos han adquirido unos patrones comunes y cualquier signo de distinción representa debilidad, creando así una minoría que ha desarrollado ideas propias o simplemente distintas y que tendrá dos opciones: cambiar y moldearse para ser igual al grupo mayoritario y así conseguir aprobación por parte de sus compañeros o mantenerse como están, evolucionar por su cuenta y desarrollar habilidades de afrontamiento.

En la adolescencia se produce un cambio brusco, los individuos cambian física y mentalmente y ya no buscan ser iguales a sus semejantes, sino que intentan separarse de ellos y crear su propia identidad rebelándose contra lo que conocen y experimentando nuevas experiencias, lo que implica una ruptura con los padres y guías tenidos hasta el momento. Aún así, estos sujetos necesitan experimentar aceptación por parte de los de su mismo rango de edad aunque eso implique excluir a otros o denigrarlos para superponerse al resto y sentirse superior, único y especial. En esta etapa, ser superior o ser especial, es exactamente lo mismo y lleva implícito la aceptación y el reconocimiento por parte de sus compañeros.

La juventud es un periodo de cambios, la formación de un ser independiente y la recopilación de experiencia a través de viajar y probar cosas nuevas para formarse como persona.

Tras la creación de una forma de ser definida se llega a la edad adulta, aunque esta por supuesto no implica ser maduro o responsable, ni todo el mundo la alcanza a la misma edad claro está. Según la sociedad esta es la época de asentamiento, donde tras un periodo de experimentación y libertad llega la hora de asumir responsabilidades y dedicarse a una vida de sacrificios y trabajos con descansos ocasionales.
Es en esta etapa cuando, por una “ley divina invisible” que al parecer debe estar presente en todos nosotros, se supone que es la hora de casarse, comprar una casa, tener un trabajo y empezar a tener hijos. La opción de casarse parece ser más “válida” que la de vivir como pareja de hecho o simplemente soltero/a aún teniendo en cuenta la gran tasa de divorcios que hay en todo el mundo.
Por otro lado, se supone que el siguiente paso tras el matrimonio es la reproducción del ser humano, pero no es lo mismo CREAR que CRIAR (matiz importante) y tener hijos supondrá una responsabilidad para el resto de la vida de los progenitores.
La vivienda propia es también un objetivo básico que representa la emancipación y el surgimiento de un ser independiente.
La idea de tener un trabajo es casi obligatoria por desgracia, pues los tiempos en los que dependíamos de la tierra para vivir han evolucionado hasta la actualidad en realizar servicios o crear bienes trabajando a cambio de trozos de papel que podremos canjear por estos bienes o servicios. De esta manera es necesario tener un trabajo, pues todos estos pasos (vivienda propia, descendencia…) necesitan de dinero para ser mantenidos y representan un gran peso sobre los hombros, gracias al cual los superiores en la jerarquía del puesto de trabajo podrán utilizarlos en tu contra para exigir un mayor rendimiento o más horas de trabajo.

Por último, la vejez se percibe como el momento en el que disfrutar de todo lo que has conseguido hasta el momento y de obtener un merecido descanso por tantos años de servicio.

La sociedad en general se entiende como el conjunto de personas que se relacionan entre sí, y que comparten una misma cultura o civilización en un espacio o un tiempo. Así logramos conocer que el individuo por si solo no es nada, no es persona, y para conseguir ser un ser humano es necesario vivir en sociedad, de forma colectiva, pues aprendemos por imitación. Entonces, entendemos que el hombre, como describía Rousseau, no es que sea bueno por naturaleza, eso dependerá de las influencias que reciba, especialmente en su infancia.

En esta sociedad es necesario que los valores se replanteen desde cero y que los infantes aprendan sin la necesidad de excluir o discriminar, creando así el pensamiento de que todas las ideas y teorías son válidas, incitando a experimentar, pensar y dialogar.

Por ello, podemos pensar que el optimismo presente en la ilustración era merecido, tendemos a pensar en como mejorar para algún día evolucionar y obtener una sociedad perfecta, sin embargo es necesario mucho esfuerzo y empeño para aplicar estos cambios. El hombre intenta dominar a la naturaleza, la encierra, le aplica reglas, escuadra y cartabón. Es una naturaleza ajardinada, al estilo de versalles.

Por último, quisiera comentar que vivimos en un mundo repleto de culturas y religiones, dejamos cada vez más las religiones a un lado,  centrando así nuestra concentración y ansias de información en verdaderas fuentes de conocimiento.

Meritxell Bella

0 votes

One thought on “Ensayo sobre la sociedad actual en relación a la ilustración.

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo en el tema de los toros y el calentamiento global, ya que nadie pelea ni sale a la calle para manifestarse que quiere vivir en un mundo sano y cuidado ya que su futuro está en manos de cada uno de nosotros. En cuanto al tema de la evolución de nuestra vida, en la parte de la niñez, es triste ver como esa minoría que no sigue los mismos patrones de los demás tiene que cambiar o aceptar ser diferentes y no aceptados. Has plasmado muy bien todas las ideas y leyéndolo puedes ver el reflejo del mundo y sociedad en la que vivimos donde nos movemos, como has dicho, en torno a unos trozos de papel que llamamos “billetes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *