Realidad vs Ficción

Rigoberta Menchú

Esta entrada esta dedicada al libro autobiográfico de Rigoberta Menchú y de la gran cantidad de opiniones que tratan de inculpar a este libro que según ellos está basado en mentiras con la única finalidad de lucrarse.

Los acusadores son en su mayoría personas pudientes y terratenientes de los paises de América del Sur que tratan de desacreditar el libro por algunos puntos erróneos o inexactos. Antes de profundizar más en estas quejas, recordemos quien es Rigoberta Menchú y su gran impacto en la sociedad latinoamericana.

Rigoberta fue una activista de los derechos humanos guatemalteca que destacó por su liderazgo al frente de las luchas sociales en el ámbito nacional e internacional. En todo este tiempo  inició una campaña pacífica de denuncia del régimen guatemalteco y de la violación de los derechos humanos de que eran objeto los campesinos indígenas, recibió el premio nobel de la paz en 1992, ha participado activamente en las asambleas de la ONU, fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la ONU en 1993 y Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO en 1996.

Así pues, las quejas del libro «Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia» se basan en el cuestionamiento de la exactitud de algunos datos biográficos, convirtiéndose Rigoberta en espectadora de tragedias a las que no asistió y se atribuye unos dramas vitales que no ha vivido, acusándola así de victimista y de hacerse pasar por heroina.

Tales inexactitudes son ,por ejemplo, que nuestra protagonista no presenció la muerte o tortura de su hermano ni la de su padre. Señalando estos ejemplos pretenden desacreditar por completo su autobiografía.

Personalmente creo importante señalar que posiblemente algunos momentos o detalles se habrán exagerado para buscar el morbo y atraer la atención del lector, pero los hechos importantes y el mensaje que Rigoberta transmite son firmes y , en mi humilde opinión, verdaderos.

No es posible ni recomendable pasar por alto todos los años de lucha por los derechos que defendió Rigoberta Menchú tan solo por algunos momentos biograficos exagerados, inexactos o sacados de contexto. Todos esos años de firme lucha y merecido reconocimiento se siguen basando, verdaderos o no, en un ideal de libertad e igualdad para toda la humanidad de los que Rigoberta ha sido una ferviente defensora.

 

 

1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *